Consejos eficientes para mantener tu hogar calido y tu caldera al día

El frío es un factor climático inevitable, por lo que se debe estar preparado para las épocas de invierno y de bajas temperatura, donde tener un buen abrigo es fundamental para conservar el calor corporal.

Si bien existe la calefacción, siendo un sistema diseñado para mantener el ambiente del hogar cálido y resguardado, no siempre es el mejor aliado ya que puede sufrir averías al tener las tuberías de aire caliente congeladas por las bajas temperaturas.

Es así que tener una caldera instalada, es un respaldo seguro para la tranquilidad de tu hogar como de la familia. Brindando la seguridad y calidez que todos necesitan, para mantenerse a salvo de las bajas temperaturas que trae el invierno y en caso de que la calefacción falle.

Pero ¿sabes que debe tener un buen mantenimiento? Sino los conoces, sigue el siguiente artículo para que descubras como mantener siempre lista la caldera.

¿Es posible hacer un mantenimiento de caldera?

Cómo todo aparato electrodoméstico y herramienta en el hogar, es necesario que cuenten con un mantenimiento preventivo para asegurar su buen funcionamiento y que cumplan con sus tareas esenciales para la cual fueron diseñados.

En este sentido, antes de entrar a la época de invierno o estás en el inicio de esta temporada aún estas a tiempo, para hacer las revisiones preventivas y los mantenimientos necesarios para que las subvenciones para cambios de calderas sean efectivas.

Por lo cual, este tipo de mantenimiento se hace de forma periódica, ya que es un sistema estático el cual tiene como labor ambientar la casa en un clima a temperaturas sobre los 20 º grados.

Estos mantenimientos permiten que el sistema tenga un mayor desempeño y evitar cualquier tipo de fuga o avería que pueda comprometer la seguridad del hogar, como de sus habitantes.

Te presente estos detalles a la hora de verificar el rendimiento de la caldera

Las calderas trabajan bajo una presión adecuada, esto es un parámetro que se aplica tanto para los antiguos sistemas analógicos como en los prominentes digitales. Por lo cual, estos llevan por defecto un medidor de temperatura que indicará cual es la temperatura interna y como se encuentra la presión.

Por lo generar, estos deben contar con una temperatura no mayor a los 1,5 bares aunque si es primera vez que haces este mantenimiento, asegúrate de revisar el manual de fabricación ya que para algunos modelos el límite es mayor al estandarizado.

De esta forma, si los niveles de presión de la caldera no están en los valores indicados y está calentando más de lo usual, ubica las válvulas de ajustes para regular la presión o bien, acuden con ayuda especializada que te pueda indicar como gestionar una buena calibración.

Recuerda, que debes hacer una revisión completa del sistema de instalación, ya que la avería en la tubería puede ser un factor para la presión interna de la caldera e impida que tenga un buen funcionamiento, por lo tanto, hacer una limpieza de sus radiadores es necesario para un buen calentamiento y presión.

Utiliza tu caldera al máximo con el mantenimiento adecuado y su vida incrementará

Estos aparatos de calefacción o auxiliares para el calor son importantes para evitar llegar a temperaturas bajo cero dentro del hogar, y que la congelación afecte tanto el interior del hogar como de los habitantes.

Pero si se desea tener una casa siempre cálida y agradable, se debe planificar una limpieza regular de la caldera, con el objetivo de retirar el hollín que se generar al estar encendida por largo tiempo y verificar que no haya fugas de aire.

A su vez, hacer una verificación de que las rejillas se encuentren completamente limpias y sin residuos es un dato clave, para que el aire caliente no tenga obstrucción en su proceso de calentamiento del hogar.

Sin olvidar de rectificar las tuberías de aguas, conexiones eléctricas de la caldera y las tuberías de gas, para así tener una circulación perfecta de la calefacción y evitar cualquier tipo de fuga que pueda comprometer el sistema interno del hogar.

Una temperatura de 20º C es la adecuada para tu bolsillo

Las épocas de invierno son las más fuertes, ya que se incrementa el consumo de gas, agua y luz por lo que hacer un buen uso de ellos es importante para evitar facturas elevadas.

De esta forma, mantener una temperatura interna entre los 18º a 21º C es la más adecuada, ya que no estarás generando un alto consumo y estarás usando de forma adecuada la caldera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.